Archivos de etiquetas: Antonio de la Torre

Visionado: ‘Tarde para la ira’, de Raúl Arévalo. ‘Una venganza inesperada’

tarde_para_la_ira-821487359-large

cuatro estrellas

Curro (Luis Callejo) sale de la cárcel y se encuentra un mundo que no le pertenece. Ocho años después del fracasado atraco a una joyería que le llevó entre rejas, intenta rehacer su vida al lado de su novia, Ana (Ruth Díaz) y de su hijo. Sin embargo,  a Curro el pasado no le dará tregua. Tampoco Jose (Antonio de la Torre), un hombre de pocas palabras, junto al que se adentrará en una espiral de violencia para satisfacer una venganza.

Tarde para la ira es una película con entrañas, bien narrada y de atmósferas densas. Cuenta con el magnetismo y la fuerza de su hilo conductor: una venganza algo torpe, arrastrada, que se sigue como por instinto animal; con un plan que está en los huesos, pero que mantiene cierta lucidez. Sencillamente, porque su autor es un hombre que aprendió a esperar. Es una historia improbable que funciona maravillosamente bien. Y es precisamente el comportamiento improvisado de los protagonistas lo primero que nos sorprende y cautiva, al resultar una ‘rareza’ dentro de la historias de ajustes de cuentas. Un género donde, como espectadores, parece que nos hemos acostumbrado a ‘servirnos la venganza demasiado fría’, con un formidable sentido del espectáculo y mucho golpe de efecto sofisticado.

Leer más →

Visionado: ‘Felices 140’, de Gracia Querejeta: ‘Los amigos de Elia’

Felices_140-745389021-large

tres estrellas

Nada bueno puede salir de cumplir 40 años y juntar a todos tus amigos y a tu ex novio en una casa para celebrarlo durante un fin de semana. Eso queda claro desde el inicio del planteamiento de Felices 140, cuando observamos a una ilusionada Elia (Maribel Verdú) convocando a sus amistades para tal efeméride. No se trata solo de volver a verles, de ponerse al día con sus vidas, de compartir recuerdos. La anfitriona tiene una sorpresa: le han tocado 140 millones de euros en el Euromillón. Cuando se lo comunica a sus amigos, las reacciones son del todo uniformes, como también es de esperar: debe compartirlo, ayudar a la gente que quiere. Y es por eso por lo que la película es tremendamente previsible hasta que un giro dramático la convierte en algo más.

El cine siempre amable y realista de Gracia Querejeta se tuerce hacia caminos más oscuros en su última película. Hay detrás un magnífico guion, realizado en tándem con Santos Mercero, y un brillante reparto, que terminan por ponérselo difícil incluso a la propia directora. Salva los obstáculos (sus propias trampas) con un rodaje sencillo y naturalista, pero por el camino se le quedan algunos personajes innecesarios como el interpretado por Alex O`Dogherty (que siempre parece estar presentando una especie de circo) o la argentina Paula Cancio (demasiado poco natural).

Leer más →

Visionado: ‘La isla mínima’, de Alberto Rodríguez. ‘Arde Guadalquivir’

La_isla_m_nima-276450591-large

cuatro estrellas

Puede que suene de algo. Dos policías sobrios, opacos pero de caracteres diametralmente diferentes se enfrentan a un caso de entramado escamoso y complicado. Si viajamos en el tiempo, encontraremos en todas las cinematografías mundiales un tópico similar en alguna de sus películas, ajustadas a los modelos narrativos de cada país, más o menos olvidadas o recordadas. Pero no en España. O mejor dicho, no como en La isla mínima, este drama-thriller fuera de toda órbita referencial que está disparado en taquilla tras su aclamada travesía por el Festival de Cine de San Sebastián. Porque la nueva película de Alberto Rodríguez clama por un sitio de honor entre lo mejor del cine español de los últimos años, y revisa la historia policíaca de nuestro país sin ningún complejo de culpa, con la sutilidad de unas cámaras llenas de humedad que empapan las entrañas del espectador.

Superándose con creces a sí mismo, recortando el magnífico pero aplastante artificio de Grupo 7el cineasta firma su mejor película hasta la fecha rindiéndose al encanto de la intriga cruda y descarnada que otros como Enrique Urbizu en No habrá paz para los malvados o Jorge Sánchez-Cabezudo en La noche los girasoles ya tocaron con los dedos en los últimos años. En la investigación que los policías expedientados Juan (Javier Gutiérrez) y Pedro (Raúl Arévalo) realizan sobre la desaparición de dos adolescentes en un pueblo del Coto de Doñana hay mucho de un desconocido mundo rural, violento y maltratado, que a principios de los años 80 todavía reculaba ante la modernidad.

Leer más →

Visionado: ‘Balada triste de trompeta’, de Álex de la Iglesia. ‘Duelo de payasos sin alma’

una estrella


Hay algo que siempre tiene un payaso, sea triste, gracioso, llorón o torpe, y es el alma. Y eso, para alguien como Álex de la Iglesia, experto en dar a luz personajes de comedia negra, con mezclas imposibles entre la mezquindad y lo conmovedor, debería haber sido un axioma inquebrantable. Por eso no terminamos de entender que esta película no tenga alma, corazón. Algo le ha fallado estrepitosamente esta vez. No sabemos si su afán por embarrarse con las escenas de violencia como fin en sí mismas, de manera irregular y exagerada, o la ausencia de Jorge Guerricaecheverría en el guión para justificarlas. Una cosa por la otra, más bien.
 
Quizás pecamos de expectación, pero la Guerra Civil, el franquismo, la venganza, el amor y el duelo entre dos payasos de circo, eran temas lo suficientemente jugosos como para haber sabido dotar a esta historia de latidos consonantes. Porque el cineasta bilbaíno hizo maravillas diacrónicas en las igualmente violentas El día de la bestia, Perdita DurangoLa comunidad, y revisiones modernas de nuestra archirrevivida pre-post-guerra le salieron de diez a otros directores en las pétreas Ay, Carmela de Carlos Saura o El laberinto del fauno, de Guillermo del Toro. 
 
El colmo es que los actores Carlos Areces, Antonio de la Torre y Carolina Bang, no es que lo hagan mal, es que no llegas a conocerles, ni entenderles, ni sabes por qué hacen lo que hacen. Ni les odias ni les quieres: lo peor que te puede pasar con un payaso. Si quieres hacer guiños al bufón triste que fue Buster Keaton, mejor maltrátales con emoción y sentimiento como Charles Chaplin en Candilejas y Federico Fellini en La Strada, pero no les conviertas en marionetas de madera.
 
La película está tan seca de emoción y es tan extrañamente mala (si es que hasta nos duele escribirlo) que mejor que el trailer o un clip, os dejamos la desgarradora canción que Raphael interpretó en Sin un adiós, de Vicente Escriva, que da título a la cinta que nos ocupa y que Álex de la Iglesia mete en su historia con guantes de carnicero.
 
 
 
“Con tanto llanto de trompeta mi corazon desesperado va llorando recordando mi pasado”. Pues eso, que para balada triste, la nuestra.
El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: