Archivos de etiquetas: Alejandro González Iñárritu

‘El renacido (The Revenant)’, de Alejandro González Iñárritu: ‘Hasta el último aliento’

el_renacido_45171

cuatro estrellas

A estas alturas a nadie se le puede escapar que Alejandro González Iñárritu es un intenso. Tiene una intensidad, además, difícil de medir, porque le traspira por todas partes. Desde Amores perros, donde su salvajismo visual era lo más explícito que podía ofrecer al público, ha recorrido un camino de lo más variopinto donde los mejores recovecos eran los apuntalados por los guiones de Guillermo Arriaga, hasta que el ego de ambos hizo trizas este inmenso tándem. La falta de miedo del cineasta mexicano por su vuelo en solitario ha quedado clara desde Biutiful, y fue reconocida el año pasado por la Academia de Hollywood en Birdman, su película más particular y estrafalaria, en nuestra opinión. Creemos entonces que con El renacido, Iñárritu escarba en lo que mejor se le da: la imagen. Todo en ella es una explosión para la vista, para lo inmenso y para lo necesariamente silencioso.

Se ha servido en esta ocasión de la obra literaria homónima del analista político y escritor estadounidense Michael Punke, donde cuenta las vivencias del explorador Hugh Glass en los territorios nevados de América del Norte durante 1823, cuando los enfrentamientos de americanos y franceses con tribus nativas todavía se hacían a machete y fuego. Leonardo DiCaprio es el encargado de poner su sufrimiento (el rodaje vino a ser así como una expiación de nieve, heridas e hipotermias) al servicio de este atractivo personaje, en un papel que ya todo el mundo considera (por fin) que se llevará el premio a la Mejor Interpretación Masculina en los próximos premios Oscar. Y su trabajo es realmente espectacular. No sabemos si alcanza las diez frases en todo el metraje, pero consigue que solo nos demos cuenta al final.

Leer más →

Visionado: ‘Birdman’, de Alejandro González Iñárritu. ‘Pájaros en la cabeza’

Birdman_o_la_inesperada_virtud_de_la_ignorancia-594952048-large

tres estrellas

Es una fórmula que no falla. Un cineasta de culto rescatando del ostracismo a un actor ya entrado en años para mostrarlo decrépito, decadente y sincero. La última vez que este sistema nos fascinó fue con Micky Rourke a las órdenes de Darren Aronofosky en El Luchador, y aunque en Birdman el mexicano Alejandro González Iñárritu va incluso un paso más allá con Michael Keaton, ya que parece contarnos buena parte de su verdadera historia, no nos ha acariciado el corazón como aquella. Quizás porque todo el mundo parece haberse puesto de acuerdo en que se trata de una obra maestra de la comedia, cuando nosotros solo vemos a su director huyendo del fabuloso dramatismo de su filmografía anterior con un sentido del humor que, sin embargo, le sigue saliendo amargo, y con un resultado irregular, impostado y algo frío.

Cuatro guionistas, incluido el propio Iñárritu, son los autores de la historia de un actor en horas bajas, famoso por haber interpretado a un superhéroe cinematográfico durante años, que intenta resurgir de sus cenizas sacando adelante nada menos que en los escenarios de Broadway la adaptación teatral de una obra de Raymond Carver. Acosado por las contrariedades que se van sucediendo antes del preestreno, rodeado de personas con serias turbulencias emocionales y martirizado por la voz de su pajarraco interior, Riggan Thomson (Keaton) se regodea en una caída en picado que encuentra su mejor virtud en un falso plano-secuencia que dura toda la película, trucado en barridos, puertas que se abren y cierran, y miradas al cielo. Un revolucionario método de rodaje que se convierte en lo mejor de la película junto con la fotografía de ese genio llamado Emmanuel Lubezki ‘Chivo’.

Leer más →

Visionado: ‘Biutiful’, de Alejandro González Iñárritu. ‘La eterna redención’

 

cuatro estrellas


Conmovidos hemos quedado con el retrato que el director mexicano ha vuelto a hacer de un nuevo descenso a los infiernos. En su primera aventura sin el guionista Guillermo Arriaga, con el que rompió tras Babel, no echamos en falta nada del aura de sus anteriores películas. Más cercana a 21 gramos y Amores perros en sordidez, asfixia y redencionismo, en esta ocasión la película gira prácticamente en su totalidad en torno al protagonista, abandonando la estructura coral. La interpretación de Javier Bardem va más allá de lo calificable, en su encarnación de un hombre roto, con un don que le atormenta, una moral llena de aristas, una vida miserable y una cuenta atrás inapelable. Y si existiera un Óscar a la “mejor ciudad-escenario”, tendrían que dárselo a Barcelona, a la versátil y asombrosa Barcelona.
 
La crítica ha castigado a Iñárritu en esta ocasión porque, afirman, cuenta todo de la misma manera. No entendemos. Es como dejar a una novia porque sigue siendo la misma de la que te enamoraste. ¿O no?
 
El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: