Archivos de etiquetas: Samuel L. Jackson

Visionado: ‘Los odiosos ocho’, de Quentin Tarantino. ‘Sangre sobre sangre’

Cartel-espanol-Odiosos-nuevo-Tarantino_TINIMA20151214_0513_5

tres estrellas

¿Se puede culpar a un genio de plagiarse a sí mismo? Es evidente que sí, aunque se trate de una crítica que tienda a la inconsistencia. No puede haber nada malo en crear un estilo singular, dotarlo de iconos y señas identificables, de un lenguaje reconocible mundialmente en el que terminamos por aceptar sin reservas que los personajes siempre actúan igual al margen del contexto. Y si hay algo reprochable sea quizás el cansancio que provoca en el receptor. Es algo que sucede en todos los ámbitos del arte y en manos del lector, del oyente o del espectador queda decidir si más de lo mismo es mejor que nada o más de lo mismo es un cartel de ‘cerrado por falta de novedad’. En nuestro caso, con Los odiosos ocho, la postura es clara: es Quentin Tarantino es estado puro pero estancando en sí mismo. Tan reprochable como curioso en cuanto a lo que representa en la carrera del director.

El cineasta ha llegado a ese punto en que ha conseguido elevar el arte del auto-copipega a otra seña de su cine. Lleva más de 20 años explorándose a sí mismo, creando un esperanto de imágenes y situaciones interminables que componen el gamberrismo de sus películas. Reservoir Dogs fue una carta de presentación en toda regla y con su nueva película retoma esos orígenes en su aspecto más salvaje, pero sin la sofisticación y dandismo con que los cubrió en sus mejores películas: en la parsimonia del crimen organizado, en la venganza planetaria, en la lucha contra los nazis o en la ruptura de las cadenas esclavistas.

Leer más →

Visionado: ‘Kingsman’, de Matthew Vaughn. ‘Cine fanfarrón y bienhumorado’

Kingsman_Servicio_secreto-485444831-large

tres estrellas

Nunca un paraguas tuvo un destino más azaroso. Las posibilidades que puede ofrecer ese objeto de distinción y flema, que viste a un caballero británico, llegan en Kingsman a su máxima expresión. Se convierten en la película en un escudo que repele balas y dispone de una pantalla interactiva que permite lanzar todo tipo de insospechados proyectiles. Y ese paraguas en acción resume gráficamente lo que es esta película. Una parodia, en definitiva, del cine de espías más fanfarrón. Una película que late a ritmo de clichés propios de un género que resulta perfectamente reconocible y celebrado por cualquier espectador porque pertenece al territorio ‘cool’ de James Bond. Como sus gadgets. Nada que ver con el universo amargado, inteligente e inhóspito creado por John Le Carré.

La película narra la historia de un agente secreto inglés entrado en años (Galahad / Colin Firth), que pertenece a una organización independiente de inteligencia, los Kingsman. Es un hombre que mantiene en su conciencia una deuda de honor. Un compromiso que le llevará a poner bajo su protección a un chaval de los bajos fondos (Eggsy /Taron Egerton) que es hijo de un antiguo compañero de andanzas y a quien introducirá en el mundo de los espías. Los Kingsman, selecto club de caballeros liderados por Arthur (Michael Caine), cuentan para poner en forma a sus agentes con la más avanzada tecnología y un importante despliegue logístico. Activos que, sin embargo, no impedirán el avance de una amenaza planetaria. Un magnate de las nuevas tecnologías se propone controlar el destino de la humanidad de manera ‘filantrópica’.

Leer más →

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: