Archivos de etiquetas: África

Visionado: ‘Beasts of No Nation’, de Cary J. Fukunaga. ‘Un niño lo es todo’

Beasts_of_No_Nation-247322698-large

cuatro estrellas

“Es solo un niño”, dice el coronel de una facción rebelde en algún país de África, tras encontrar en la selva a un muchacho asustado y perdido, que huye del horror y de su propio miedo. “Tiene dos ojos para apuntar y dos manos para coger un arma. Un niño lo es todo“, le responde su comandante. Y ese es el momento el que Agu deja de ser precisamente eso: un niño. Antes vivía con su familia en una zona protegida de una nación sin nombre en plena guerra civil. Pero ese ‘antes’ se va difuminando poco a poco conforme se entrega a su nueva familia: un ejército de niños y jóvenes que siguen a un jefe mesiánico y carismático que deja un rastro de sangre en su supuesto camino a la libertad.  La causa por la que terminan luchando se pierde en algún momento de sus vidas, cuando mutan a una forma de muerte continua, la que da matar por matar.

Beasts of No Nation es la tercera película del cineasta estadounidense Cary J. Fukunaga, creador de la maravillosa Jane Eyre de 2011  y de la ya casi mítica primera temporada de la serie True Detective. La gran apuesta de la plataforma Netflix en su faceta de producción dejó sin habla al público del pasado Festival de Venecia y ya se encuentra recabando apoyos en su camino hacia los Premios Oscar. No es para menos en este caso. Se trata de una película casi perfecta, comprometida, cruel y bella, que recoge el testigo de la labor que Amnistía Internacional lleva décadas denunciando y que el cine español puso de largo en todo el mundo con el apabullante cortometraje Aquel no era yo: los niños soldado.

Leer más →

‘El jardinero fiel’, de Fernando Meirelles: ‘Hasta que la verdad nos una’ vs ‘Exceso de sentimiento’

El_jardinero_fiel

HASTA QUE LA VERDAD NOS UNA

Superar los clásicos no es dejar de amarlos. Reconstuir la imaginería de un cine que siempre contempló algunas cuestiones desde un punto de vista platónico, pero nunca real ni comprometido, es darle un valor añadido a lo que por entonces solo fueron sueños de imperialismo. Si Memorias de África, La reina de África o Cuando ruge la marabunta, por poner algunos ejemplos, propiciaron el instinto colonial de una sociedad que necesitaba zafarse de fantasmas bélicos, con la llegada del nuevo siglo comenzaron a sucederse otras historias cinematográficas más conscientes de la sangre que corre por las venas del mal llamado tercer mundo. Es el caso de esa fiebre que hizo sucederse en taquilla obras maestras como El último Rey de Escocia, Diamante de Sangre, Hotel Rwanda o El jardinero fiel.

dos protas

Esta última, adaptación de la obra maestra de nuestro idolatrado John Le Carré, The Constant Gardener, supuso hace tan solo diez años una convulsión en el impenetrable mundo de las multinacionales farmacéuticas, ya que se inspiró en los ensayos ilegales de fármacos que se realizaron en los años 90 entre sectores de la población de Nigeria. El gran cineasta brasileño Fernando Meirelles fue el encargado de adaptar a la gran pantalla, bajo producción británica, lo que a su vez suponía un mazazo para las políticas de neocolonización de Inglaterra. Un magnífico ejercicio de autocrítica que además se convirtió en una revelación mundial, por la belleza de su trama, su asombrosa fotografía de blancos, azules y ocres en un África casi siempre estereotipada, y su golpe en la mesa contra la barbarie más sutil.

Desde las favelas de la magnífica Ciudad de Dios, Meirelles trasladó sus rugosos y desenfocados planos al continente africano para poner el rostro de Ralph Fiennes a la historia de Justin Quayle, un diplomático inglés destinado en Kenia cuya esposa Tessa, activista de derechos humanos (Rachel Weisz), es asesinada, supuestamente víctima de un crimen pasional. Destrozado por la pérdida y por los celos, despechado y profundamente incapaz de enderezar su sentido de la existencia, el protagonista decide tirar del hilo de una madeja que no encaja con lo que le cuentan, que no sirve para el consuelo y que no cuadra con nada de la magnífica labor que su mujer hizo en vida. Aunque le cueste dejar de ser todo lo que representaba para el mundo civilizado, su pasión de jardinero paciente y aparentemente indolente.

Leer más →

Visionado: ‘Mandela. Del mito al hombre’, de Justin Chadwick. ‘Estrecho biopic para un gran hombre’

mandela_25913

tres estrellas

Fue probablemente una de las figuras políticas y humanamente más admirables del siglo XX. Un líder, una suerte de mesías moderno para un continente castigado por las consecuencias del ambiguo y cruel colonialismo de Occidente, un hombre hecho a sí mismo a base de muchos sacrificios personales y sufrimiento, castigado injustamente y elevado después a lo más alto por los mismos que casi propiciaron su muerte en vida. Por ello, siempre partiremos del hecho de que Nelson Mandela, incluso después de muerto, será más grande que cualquier libro, película o ensayo que se realice sobre su biografía.

Sin embargo, y al igual que ha sucedido con otras grandes figuras de nuestra más reciente historia, como Mahatma Gandhi o Martin Luther King, son pocos los complejos de aquellos productores cinematográficos que ven el filón de la taquilla mundial cuando todavía resuena el último suspiro de quien también demuestra ser mortal. Y aunque en el caso de Mandela. Del mito al hombre se trata de una producción británica y sudafricana, muy lejos del gafe de Hollywood con todos aquellos biopics que traspasan sus fronteras, la película no deja de ser una antología de buenas intenciones donde apenas se reconoce a Madiba debido a la carencia de todos esos matices y detalles que enriquecieron su legado político y su construcción humana como líder masivo y mensajero de la tolerancia, el pacifismo y la libertad.

Leer más →

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: