Archivos de etiquetas: adaptaciones literarias

‘Alguien voló sobre el nido del cuco’, de Milos Forman: ‘El placebo de la libertad’ vs ‘Desquiciados y desquiciantes’

alguien volo sobre el nido del cuco

EL PLACEBO DE LA LIBERTAD

R. P. McMurphy (Jack Nicholson) no es un tipo de fiar. Es un estafador de tres al cuarto que además ha sido encerrado por abusar de una menor. No solo tiene problemas con la justicia, también con cualquier tipo de autoridad. De ahí que McMurphy ingrese en un psiquiátrico pensando que saldrá mejor parado haciéndose el loco que viéndose entre rejas. Nada más lejos de la realidad. La enfermera Ratched (Louise Fletcher), encargada de atender a los pacientes del pabellón que él ocupa, le demostrará que hay rutinas y terapias capaces de anular a un hombre. Cuerdo o trastornado.

Alguien voló sobre el nido del cuco es una película difícil de olvidar. Quizás sea así porque, dentro del delirio en el que viven sus protagonistas, es una historia sobria y descarnada que se atrinchera en el humor seco para amortiguar las emociones que sabe desencadenar. Quizás por su magistral y escalofriante puesta en escena o por su retrato lúcido de la demencia. Y es que el maestro, el gran director checo Milos Forman, supo atrapar en su película la certeza que hay en la locura y el miedo que produce la libertad.

con enfermeros

Esta película, endiabladamente original, sin género en el que verse encerrada y sin antes y después en la historia del cine, logró cinco Premios de la Academia (en todas las categorías principales) entre los que se encontraba el de Mejor Película. Fue el actor y productor Michael Douglas quien se obcecó en que Forman llevara a la gran pantalla la célebre novela de Ken Kesey en la que se basa el film. Sin embargo, fue su padre, Kirk Douglas, con un ojo clínico para los proyectos interesantes y los buenos cineastas, el que se enamoró inicialmente de la historia. Hasta el punto de que llegó a interpretar el personaje de McMurphy en una versión teatral.  Se vio demasiado mayor, sin embargo, para retomarlo en la gran pantalla.

Leer más →

Visionado: ‘Tren de noche a Lisboa’, de Bille August. ‘Con el rumbo equivocado’

cartel-tren-de-noche-a-Lisboa

tres estrellas

Un suizo de mediana edad, Raymond Gregorius (Jeremy Irons) evita que una joven portuguesa se tire al río Aar en Berna. La muchacha desaparece poco después dejando tras de sí un impermeable y un libro. Un libro en el que Raymond verá descifrados el mundo y aquellas cosas que “llevan atormentándole desde siempre”. Su autor fue un joven médico lisboeta, Amadeu do Prado (Jack Huston) que participó en la resistencia durante la dictadura de Salazar y tuvo un trágico final que, de alguna manera, siempre marcó su destino.  Gregorius “huirá” de su vida anodina poniendo rumbo a Lisboa para conocer algo más de aquel misterioso escritor.

Este es el argumento de Tren de noche a Lisboa, última película de Bille August basada en la novela de Pascal Mercier. Un film que parte de manera apasionada, gracias a un detonante de la historia romántico y enigmático, pero cuyo interés envejece rápido. Acaba deambulando entre el exceso de información que se ofrece a través de numerosos y a veces innecesarios flashbacks que recrean la historia del escritor en tiempos de opresión y la metáfora de las ideas filosóficas que dejó para la posteridad. Una cosmovisión brillante, en algunos casos, pero que flota en un medio, el cine de August, que aunque es de bella estampa, no parece el más adecuado. Las adaptaciones literarias del escritor (La casa de los espíritus, Los miserables) nunca han sido muy afortunadas.

Leer más →

‘Julio César’, de Joseph L. Mankiewicz. ‘Cuando el verbo se hizo cine’ vs ‘Un Shakespeare distante y solemne’

Julio César

CUANDO EL VERBO SE HIZO CINE

“La culpa, querido Bruto, no es de las estrellas sino de nosotros mismos.”

Julio César es teatro hecho cine, quizás la mejor adaptación que se haya abordado de una obra de Shakespeare dentro de las más de 300 versiones realizadas de las piezas teatrales del autor. Sin embargo, no se trata de  una adaptación cualquiera. Joseph L. Mankiewicz, su director, apuntala las tablas de esta cinta ofreciendo una auténtica lección de cinematografía. Nunca una cámara se convirtió en un cómplice tan ágil, descriptivo y resuelto de las palabras del ilustre Bardo de Avon como en esta película.

trío

Por eso nunca dejará de fascinarnos la perfecta simbiosis que se produce en ella entre el texto dramático y el gran abanico de recursos cinematográficos que se utilizan a lo largo del metraje. En la película se prodigan picados y contrapicados que, por ejemplo, enfatizan emociones, ridiculizan la humanidad de un ‘dios – César’ demasiado mundano o admiran la astuta oratoria de un Marco Antonio vengativo. Abundan los planos que perfilan los rasgos de humanidad, grandeza e indecencia de los personajes. Y la grúa regala momentos impagables, como cuando, a bordo de un travelling, huye de un Casio (John Gielgud) que revela a los espectadores sus tenebrosos propósitos.

contrapicado

La película trata la conspiración que se fragua para terminar con la vida del dictador Julio César (Louis Calhern) en el año 44 a. C. y es un retrato minucioso del poder, la ambición y la envidia. Habla sobre los enigmas de la conciencia del ser humano y sobre el ambiguo concepto de la responsabilidad.  Recoge el espíritu del texto de Shakespeare a la hora de mirar al complejo personaje-epicentro de la película, Julio César, observado, como es costumbre en el cine de Mankiewicz, desde diferentes puntos de vista (así, aparece como un dictador ladino que se apropia de la voluntad del pueblo con fáciles prebendas y como un líder humanista y avanzado a su tiempo).

Leer más →

Visionado: ‘El médico’, de Philipp Stölzl. ‘Aventura sin grandes audacias’

el-medico-cartel-2

tres estrellas

Basada en la celebérrima novela de Noah Gordon, El médico es una gran superproducción repleta de atracciones para entretener nuestro tiempo libre. Tiene buen ritmo, al menos en su primera parte, cuenta con un sofisticado envoltorio visual pero también con un gran inconveniente: tiene poca garra en algunos de los instantes clave en los que se debería haber puesto especial cuidado en mimar la atención del espectador. Película y libro, sin embargo, cuentan con un mismo sistema nervioso, un tema que despierta grandes pasiones (el amor al saber en tiempos de oscuridad) que se desenvuelve a través de aventuras emocionantes.

Aborda la historia de un joven habitante de la Inglaterra del siglo XI, Rob Cole (Tom Payne), que tiene un don especial para curar a sus semejantes además de  una sed de sabiduría insaciable, fruto del dolor que le produjo la muerte de su madre a causa de una enfermedad incurable. Dicho suceso trágico le impulsa a recorrer medio mundo con el fin de encontrar respuestas en manos de un sabio doctor, Ibn Sina (Ben Kingsley), que vive en una ciudad persa regida por un Sha ambiguo y decadente (Olivier Martínez).

Leer más →

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: