Visionado: ‘Tomorrowland’, de Brad Bird: ‘Un sueño a medias’

2015_05_29_No_04-1

tres estrellas

Tomorrowland es un viaje a la decepción que supone convertirse en un adulto. En ese trayecto, repasa alguno de los daños que conlleva la fastidiosa aventura. Como la asombrosa capacidad que podemos llegar a tener de renunciar a nuestros propios sueños. Las contradicciones humanas recorren una película hasta cierto punto entretenida, demasiado conceptual, aunque llena de asombro y de imágenes cautivadoras.

Al fin y al cabo, sueña por nosotros un futuro idealizado. No exactamente el que imaginó Walt Disney para su parque de atracciones (y del que toma el nombre, por cierto). Aunque bebe de su espíritu y de su visión entusiasta del porvenir que nos espera. En la película, el mundo del mañana es una dimensión alternativa, donde la humanidad disfruta de las bondades de la tecnología y ha superado todos los obstáculos que le alejaba de la felicidad. Un mundo que, con estos mimbres, tampoco podía durar demasiado y acaba a la deriva. Entre otras razones, porque mantiene una singular conexión con la realidad. Así lo encontrarán Casey Newton (Britt Robertson), una joven en rebeldía, que desea ser astronauta y un maduro científico, Frank Walker (George Clooney), que vivió en Tomorrowland en sus tiempos de esplendor.

Tomorrowland podría ser una buena película si no fuera porque se queda a medias a la hora de reactivar nuestra capacidad de fantasear. Curiosamente, resulta fácil dejarse entusiasmar por ella cuando la historia se  vuelve barroca y el cineasta, Brad Bird, se dedica al oficio de entretener. Lo hace con proezas visuales de un mundo futurista, con viajes al espacio que sirven para adentrarse en otra dimensión, vía París, además de con acción, pero la justa. Y por supuesto, con un tándem singular: el compuesto por el maduro científico y la activista soñadora, protagonistas de la trama y también de algunos ‘tira y afloja’ verbales que saben cómo ganarse unas discretas sonrisas. Sin embargo, la ‘sci-fi’ decepciona al darse de bruces con un argumento que se plantea y resuelve de forma original, pero sin llegar a resultar convincente. A la fantasía le falta coherencia. Y quizás el error que comete, en este sentido, es que abunda en explicaciones metafísicas. Incluso se pierde en una especie de filosofía zen a la hora de observar a la naturaleza humana y los males que origina.

La puesta en escena también tiene sus claroscuros. Hugh Laurie (el célebre Doctor House) por ejemplo, se mete en la piel del dirigente del mundo soñado como buenamente puede, porque lo cierto es que chirría su interpretación a causa de un papel rotundamente soso. Definitivamente, es un registro que se le escapa. A Clooney, sin embargo, se le ve más desenvuelto, con ganas de disfrutar cualquier oportunidad que le ofrezca la interpretación a estas alturas de su carrera. Por su parte, la actriz revelación, Robertson, cumple con las expectativas. Imprime a la película esa arrolladora vitalidad que le pide un personaje encargado de identificarse con los espectadores.

En definitiva, al terminar la película, el niño que todos llevamos dentro seguirá amodorrado. Resignado a tener que esperar mejores tiempos para seguir soñando de la mano de un género que, desde luego, ha sabido hacerse mil y una preguntas trascendentales, pero sin dejar de ser un parque de atracciones con sus emociones automáticas, su tensión adictiva y sus buenos sustos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: