Visionado: ‘Grace de Mónaco’, de Olivier Dahan: ‘Que el mito descanse en paz’

bigtmp_28491

una estrella

Aterrizamos en Mónaco en los años 60, momento en el que Francia y sus ansias expansionistas amagan con anexionar el Principado a su territorio. Por aquel entonces, Grace Kelly llevaba algunos años casada con Rainiero III e intentaba volver a Hollywood, pero a hurtadillas, a espaldas de su pueblo y de su marido. Y con la complicidad de un Alfred Hitchcock menos interesado en su regreso que lo que esta película quiere subrayar. Con estos mimbres, que bien pudieron valer para realizar una película entretenida, Olivier Dahan, director del fantástico biopic de Edith Piaf La vie en rose, intenta relatar un episodio biográfico de la maravillosa actriz norteamericana, que no despierta ningún interés.

Gracia de Monaco es ya una madre de familia que pretende hacerse a la vida de soberana y permanece alejada de todo cuanto había logrado por sus propios méritos. Además, comparte palacio con un marido ocupado y muy centrado en gobernar un país de opereta. (Por cierto, ¿qué demonios hace Tim Roth en la piel del anodino Rainiero?) Nos sitúa, en definitiva, a una Grace Kelly, carne de cañón para una crisis existencial de tipo vip. Sin embargo, cualquier asomo de conflicto emocional en la película pasa prácticamente inadvertido. Sencillamente, porque a nadie al frente de la producción le ha interesado lo más mínimo trabajar un poco el material dramático que tenía delante. Era más fácil recrearse en el glamour de una época, en un escenario y unas gentes que vivieron un momento de esplendor.

En Grace de Mónaco todo suena a tomadura de pelo. Es como si todos los personajes sobreactuaran al llevar a escena una anécdota sin envergadura histórica. Esta sensación se completa con los momentos tragicómicos de tensión que se viven en el film y con las frases ortopédicas (“recuerda, no te quedes cerca del encuadre”) que distraen la buena voluntad que pone el espectador. Ah, y no olvidemos los personajes como la Callas, que pasaba por allí, por la película, como si tuviera su importancia en el argumento.

El film nos retrata a una Grace Kelly indómita, quizás demasiado arrojada, convertida en una heroína de telenovela rosa, más que en un personaje atrapado en su propia leyenda. No tuvimos el placer de conocerla, pero su espíritu contestatario nos huele a impostura. Encarnándola, Nicole Kidman ya no parece una actriz, tan sólo un personaje de cera que intenta rememorar sus propios rasgos pretéritos. Por eso y por muy esforzada que sea su interpretación, resulta prácticamente imposible reconocer en ella el carisma de la bellísima y sofisticada Kelly.

Aún con todo la película tiene su ritmo. Nadie puede negar que el bochorno ajeno que produce va in crescendo de manera que llegamos a un desenlace antológico para  los cazadores de momentos friquis en la gran pantalla. Baste decir, sin ánimo de desvelar el final, que el sin par encanto de la actriz, en una cena de gala, es capaz de dejar sin argumentos a la diplomacia de su Principado. En fin, terminada la película no nos queda claro si hemos estado ante el altar de una leyenda, el de una santa o el de una mujer atolondrada que no sabe muy bien qué hacer con su vida. Empezamos a sospechar que la familia real monegasca pudo haberse sentido más dolida por la calidad de la película que recordaba a su madre que por la veracidad de los acontecimientos relatados. Por eso, en esta ocasión, más le hubiera valido al señor Dahan dejar al mito descansar en paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: