‘Airbag’, de Juanma Bajo Ulloa. ‘Entre irrepetibles formas y alardes’ vs ‘Erratismo en el concepto’

Airbag

ENTRE IRREPETIBLES FORMAS Y ALARDES

Ya vamos convirtiéndonos un poco en abuelos cebolleta del cine cuando viajamos a determinadas películas. Porque conviene recordar hoy en día a los más jóvenes que 18 años antes de ese maremoto taquillero que ha sido Ocho apellidos vascos, un cineasta de la tierra ya la lió parda por carreteras euskaldunas sin necesidad de recurrir a más tópicos que los de la gamberrada pura y dura. Airbag vio la luz como contrarréplica norteña de una recientemente revolucionaria El día de la bestia, y aparte de confirmar la buena salud de la comedia española por aquel entonces, dividió al público entre los que no entendieron nada de su desparramado argumento y los que lo entendimos, ay de nosotros, demasiado bien.

trío

Juanma Bajo Ulloa dio la campanada con esta historia de tres amigos, interpretados por las versiones jovenzuelas de Karra Elejalde, Fernando Guillén Cuervo y Alberto San Juan, un trío  que en plena celebración de la despedida de soltero del primero de ellos, se embarca en la búsqueda de su millonario anillo de compromiso, perdido en el culo de una prostituta  y requisado por el jefe de una red de prostitución y tráfico de drogas.  De puticlub en puticlub, estos hobbits de la tierras vascas se convierten en el azote de dos bandas criminales que los persiguen siguiendo su rastro polvoriento de olor a centollo (cocaína en clave gallega), sexo sin mesura e irrepetibles formas y alardes de solventar su coqueteo con el lado salvaje de la vida.

La sorpresa fue doble: el cineasta vasco venía de hacerse con un público muy especial tras las inquietantes Alas de mariposa y La madre muerta, un tipo de cine dramático y oscurantista que parecía haberse convertido en su marca personal. Pero un buen día, Karra Elejalde le habló de una historia que le rondaba por la cabeza, y junto a Guillén Cuervo,  se pusieron manos a la obra con el guion, sin pensar que les estaba saliendo una de las mejores road movies de todos los tiempos, donde hicieron el resto la improvisación, la química del trío protagonista, y los experimentos de Bajo Ulloa con los planos delirantes.

ruleta rusa

Y hoy en día todavía resulta difícil encontrar películas españolas con un reparto coral tan peculiar y tan bien aprovechado, aunque sea en pequeñas dosis. Lista casi interminable de grandes figuras que encabeza el genial Manuel Manquiña encarnando a Pazos, traficante con morriña de su Galicia natal que acuñó lemas populares de la película como “qué profesional” o “el concepto es el concepto”. Entre hondonadas de hostias se asoman también el gran Paco Rabal como el narco Villambrosa;  una espiritual y mafiosa María de Medeiros; Rosa María Sardá como la cabeza visible de la obispal y casposa casta aristocrática de Euskadi; Pilar Bardem como su némesis libertaria y enrollada; un chanchullero y vicioso Karlos Arguiñano; Albert Pla como sacerdote predicador en burdeles y confesor vía móvil; Santiago Segura dando vida a un binomio político-pedófilo;  y el entrañable Luis Cuenca como el magnate Souza.  Y en brevísimos fotogramas y guiños encontramos también a Alaska, Javier Bardem, Rossy de Palma, Javier Cansado, David Trueba o Juanjo Puigcorbé.

paco-rabal-airbag

Impecable asimismo la estrecha alianza de Airbag con la música, en una generacional banda sonora que incluye a Placebo, Mikel Laboa, Albert Pla, Gravity Kill, Ian Dury o Los Coronas, entre otros muchos cortes incluidos en leves retazos de frenadas y choques.  Casi dos décadas después Bajo Ulloa acaba de anunciar su regreso al cachondeo con otra road movie, Rey Gitano, donde, según ha adelantado, narrará “las andanzas de dos presuntos detectives en paro, representantes de las irreconciliables dos Españas”. Preferimos no hacernos ninguna idea al respecto, pero sabemos que las comparaciones serán inevitables para todos aquellos a los que “el conceto” de Airbag nos quedó tan claro como el agua. Tan vigente y actual que no estamos seguros de que queramos que nos lo hagan revisar.

Uno de los momentos clave de la película (y de su título). Cuando estalla el centollo:

 

ERRATISMO EN EL CONCEPTO

Un buen subidón. Eso es lo que produce esta película en su metraje inicial. Sin embargo, más allá de su provocativo planteamiento, de su reparto impagable y su espíritu gamberro, el film se echa a perder de puticlub en puticlub.  Los incondicionales de esta road movie que se ha convertido en cine de culto tienen que reconocer, aunque les pese, que se hace larga. Y es así porque pierde su capacidad de sorprender.  Un buen guionista, un cineasta con sentido cómico sabe que no puede vivir de las rentas que le deja una buena idea o un par de secuencias hechas chiste. Ni siquiera del morbo que ofrece un reparto de lujo con un genio de la interpretación como villano (Paco Rabal). De lo contrario, la decepción se hace muy gorda.

trio coca

Contribuye a esta sensación molesta un trío protagonista con buen oficio, pero con poca química cómica. Alberto  San Juan  resulta soso en la estampa de un donjuán venido a menos; Guillén Cuervo tiene su punto, cuando se le deja a solas; y el fabuloso Karra Elejalde hace lo que puede o, más  bien, lo que el guión le permite.  Porque lo mejor de su ‘Borjamari’ es el padre, ese Karlos Arguiñano encantado de conocerse a sí mismo que se pasea por la película haciendo de las suyas (más de lo mismo) pero resultando irresistible en su gesto de cachondeo. ¡Qué grande la tortilla rusa y qué pronto caduca!

arguiñano

Es una pena porque la película prometía, y mucho. Se notan las ganas de divertirse que tiene el equipo que hay entre bambalinas.  Y eso es algo que se contagia. Quien más y quien menos tiene ganas de que la fiesta continúe, de que el choteo no decaiga. Pero se pierde en el trasiego de la road movie para dejarnos con las ganas. Quizás su pecado sea haberse convertido en una obra demasiado autocomplaciente, errática hasta que uno se topa con el aburrimiento. Desde el encuentro inicial con Pazos (Manuel Manquiña) y hasta la llegada del singular lehendakari, poco sucede bajo el sol. Ni siquiera Rosa María Sardá, como maestra de ceremonias, sabe hacerse con el interés de un respetable al que le gustaría que se enredase un poco más el argumento, que se saliera de madre de alguna forma un poco más retorcida y por qué no, más sutil dentro de la astracanada.

manquila y karra

De hecho, Bajo Ulloa demostró con Airbag que lo suyo en la comedia era flor de un día. Donde de verdad había sabido convertirse en un maestro cinematográfico era en sus primeros largometrajes (Alas de mariposa y, en especial, La madre muerta), de la mano del drama oscuro, cruel y de alto voltaje emocional. Ahora vuelve a reincidir, aunque quizás tengo algo nuevo que decir en Rey Gitano, su próxima incursión en el cine gamberro.

Aunque volviendo a Airbag, lo cierto es que el “concepto es el concepto” y lo demás son ganas de discutir. Y Manquiña, sencillamente, se sale. Solamente por disfrutar de sus estrambóticas secuencias merece la pena repetir una y otra vez la película. Para esperarle, como por asomo, como agua de mayo. ¡Qué gran actor, qué talento, cuánto sentimiento cómico en su  acento con morriña! Y qué poco partido le ha sabido sacar el cine español a este “profesional, ¿eh?, muy profesional.”

No podemos terminar, pues, sin dejar a Pazos que se exprese a sí mismo, discutiendo el problema con el fin de discutirlo:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: