En plano fijo: la ingenuidad distraída de Joan Fontaine

Después del enorme éxito de Rebeca (1940), la recientemente fallecida Joan Fontaine repitió a las órdenes de Alfred Hitchcock en la película que la consagraría en Hollywood. En Sospecha (1941), la permeabilidad de su personaje quedó a merced de un inquietante Cary Grant y del mago del suspense y le otorgaría un Oscar a la mejor interpretación.

La dulce e ingenua solterona de esta obra maestra reposa sobre el sofá en esta instantánea, distraída, y entre las líneas de esos dos grandes hombres que la convirtieron en una de las mejores mártires del séptimo arte:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: