Visionado: ‘Lo imposible’, de Juan Antonio Bayona. ‘Ola de angustia, dolor y vida’

 
cinco estrellas
 
El mar en calma, perfecto, paradisíaco, es la primera imagen de esta película. Hacia esa maravillosa estampa llega una familia compuesta por un matrimonio y sus tres hijos, fotografía de la candidez, la perfección y la felicidad. Pero todos sabemos de qué va la historia, y esa primera jornada entre globos de luz y juegos en la playa no hacen sino aumentar una tensión en la que su director, Juan Antonio Bayona, se recrea, mostrándonos los detalles de esa parte del mundo, sus animales, sus palmeras, los gestos de los protagonistas, su complicidad, su amor. Hasta que llega el tsunami y todo estalla por los aires, momento en el que dejamos de respirar para seguir el ritmo de los latidos que la propia historia desprende, en una ola de angustia, dolor y vida.
 
Lo imposible está basada en la historia real de una familia española que sobrevivió al maremoto que en la Navidad de 2004 arrasó la costa del Sudeste asiático y la vida de miles de personas. Hasta ahora, solo Clint Eastwood había recreado para el cine esta tragedia, en Más allá de la vida, una prueba que el director español supera con creces. Porque no es una simple película de catástrofes naturales. Es creíble, realista, cruda y aterradora desde el momento en que el personaje de María (espectacular Naomi Watts) grita con todas sus fuerzas aferrada a una palmera y emprende, arrastrada por el agua, el camino hacia la supervivencia de la mano de su hijo mayor, Lucas (asombroso el joven Tom Holland). 
 
Navegamos así en una primera parte del film con estos dos personajes, probablemente los mejor conseguidos, entre una ambientación sobrecogedora de los paisajes tras la tragedia, y unas interpretaciones que limitan con lo insólito. La cámara se va con ellos, les acaricia, en una muchedumbre de primeros planos que desgarra la pantalla mientras observamos a María, personificación y rostro del dolor y la agonía durante casi toda la historia; y a su hijo Lucas, su enganche a la vida, desesperado, creciendo entre la tragedia y el miedo. Solo con las escenas de ambos arrastrados por el agua y su recorrido hasta llegar al hospital, el lenguaje cinematográfico, sin apenas guión, es tan perfecto como su dolor. 
 
La convulsión emocional llega en la segunda parte del relato, con Henry (Ewan McGregor) y sus otros dos hijos (muy ‘spielberiana’ la dirección de los niños) viviendo su propia pesadilla. Con menos crudeza, y algo más de corazón, la tensión deja paso a los sentimientos de pérdida, esperanza y valentía, hasta que los caminos llegan donde tienen que llegar. 
 
Bayona ensarta la flecha donde más duele acompañándose de una espectacular y muy estimulante banda sonora de Fernando Velázquez. “Cierra los ojos y piensa en algo bonito”, frase que repiten tres personas diferentes durante la película, es la premisa contraria a la vía de comunicación de este tremendo cineasta con su público, al que ahoga en lágrimas sin contemplación. Cinco años después de la magnífica El Orfanato, y muchos videoclips mediantes, este director barcelonés viene a dar grandeza a las superproducciones de nuestro cine, junto con los geniales Rodrigo Cortés, Juan Carlos Fresnadillo, Jaume Balagueró o Alejandro Amenábar
 
Y por más que nos dicen, nosotros no vemos ningún final feliz. Todo lo contrario. La película deja un hueco tan grande para los que no sobrevivieron, para los que no fueron encontrados, para los que perdieron, en el visionado de unos terrenos de desolación tan absolutos, que lo último que sentimos fue la felicidad recobrada. Tampoco creemos que sea excesivamente melodramática o sensiblera. O puede que sí, quién sabe. De lo que sí tenemos constancia es de que, aunque no estuvimos allí ni vivimos experiencia parecida, la vida y la muerte tuvieron que ser así en ese rincón del mundo durante esa Navidad. O seguramente peor. Qué menos que llorar, por favor.

Anuncios

3 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo. ¿Melodramático? ¿Y cómo lo vivieron las víctimas, felizmente? Es una cruda película sobre el horror y la supervivencia. Si no te emociona, de qué sirve. Saludos

    Me gusta

  2. No puedo estar más desacuerdo. Me parece que Bayona es un buen artesano, y que tiene oficio, pero la película (al igual que "el orfanato" con el genero terrorifico) parece una película de catastrofes que huye de serlo para caer en los peores tópicos de este entretenido género. Los actores esta bien, y esta bien rodada, pero el guión es infumable y no me vale eso de que sea la historia real, con una escena de reencuentro que es totalmente increible.Bayona puede dar a ser un buen director pero para ello tiene que abrazar el cine de generoSaludos

    Me gusta

  3. Vaya, dos opiniones contrapuestas, como en nuestros 'versus'. Estamos encantados, jeje.Jesús, efectivamente, muy bien resumida. Somos de la firme emoción de que las emociones sirven medir la calidad de una película.León, no negamos que haya tópicos en el tratamiento de la historia que hace Bayona. Probablemente más de uno, pero hay que pararse a pensar si acaso las catástrofes naturales no generan el mismo tipo de sentimiento en las personas, y si los reencuentros de ese tipo son tan difíciles de creer. En cuanto a lo de "abrazar" el cine de género, a veces preferimos los directores versátiles que se salgan de los márgenes del género, si con ello nos hacen sentir y vibrar. Pero muchas gracias por tu muy bien argumentada opinión.Saludos a ambos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: