Visionado: ‘A Roma con amor’, de Woody Allen. ‘Una desafinada comedia italiana’


tres estrellas
 
Anna (Penélope Cruz) es una prostituta simpática y descarada que, por confusión, despliega sus encantos ante Antonio (Alessandro Tiberi), un pueblerino recién casado y con una ambición muy de provincias. Un oficinista italiano (Roberto Benigni) amanece, un buen día y sin venir a cuento, convertido en una celebridad acosada por los paparazzi. Un estudiante de arquitectura (Jesee Eisenberg) se encapricha de Monica (Ellen Page), la mejor amiga de su novia, una actriz neurótica y adicta a los tópicos intelectuales. Mientras, un arquitecto que pinta canas (Alec Baldwin) se convierte en una especie de ‘Pepito Grillo’ omnipresente, que le aconseja huir de la tentación. El matrimonio norteamericano formado por el director de ópera Jerry (Woody Allen) y la psicoanalista Phyllis (Judy Davis),  viaja a Roma para conocer al prometido de su hija Hayley  (Allison Pill). Éste, un muchacho atractivo y filocomunista, tiene un padre, propietario de una funeraria, que esconde una prodigiosa voz en la ducha.
Estas son las cuatro historias que presenta A Roma, con amor. Una película confeccionada a base de diferentes episodios  que solamente tienen en común un mismo escenario, la Ciudad Eterna. La estructura coral de la película homenajea, con su trajín de anécdotas, malentendidos y torpezas cómicas, a las clásicas comedias italianas de los 60.
En ella, se pueden encontrar algunos gags memorables y un par de episodios surrealistas que acarician nuestra imaginación como sólo sabe hacerlo el ingenio singular de Woody Allen. Y aunque nos parece que ésta no es una de sus películas más brillantes, tampoco pensamos, como muchos se han apresurado en afirmar, que el cineasta sea presa del agotamiento creativo. La afirmación es un tanto arriesgada, si tenemos en cuenta que es el largometraje número 44 de un realizador septuagenario que lanza una producción todos los años y cuya peor película está a años luz de lo que habitualmente se deja ver en la cartelera.
En cualquier caso, resulta innegable que en A Roma con Amor falta una gran idea, esa chispa de talento original sobre la que el genio Allen ha sostenido buena parte de sus filmografía. Nos acordamos, por ejemplo, de su último viaje en el tiempo en el que nos dimos de bruces con viejos mitos artísticos (Midnight in Paris), o de aquel matón, de tres al cuarto, que escondía, tras sus maneras violentas y rudas, a un genio de la literatura (Balas sobre Broadway)… Por no hablar de aquella obra maestra, cocinada  en el sótano de la high class londinense, donde Allen se atrevía a reflexionar de forma lúcida y desoladora sobre la suerte, determinista en la vida los hombres (Match Point).
En esta película coral hay alguna que otra historia y algún que otro personaje que podrían haber sido perfectamente sacrificados. Así, el episodio donde nuestra Penélope Cruz se presenta con las hechuras y el desparpajo una maggiorataitaliana resulta un episodio definitivamente tedioso. Como prescindible se nos presenta el personaje de Alec Baldwin, un tipo cuya aparición entorpece las secuencias en las que deambula, como alma en pena, sin interés alguno ni diálogo brillante que le redima.
De la misma manera, hay historias que podrían haberse visto desarrolladas con mayor libertad e incluso haber ocupado mayor parte del metraje porque, a fin de cuentas, apenas hay un equilibrio coral en la narración. En esta línea, nos quedamos con el capítulo prometedor del gris oficinista convertido en un galán irresistible de la dolce vita romana. Un planteamiento buenísimo que se pierde en secuencias que dejan pasar el interés de un espectador desbordado por la petarda interpretación de Roberto Benigni….
… O el personaje del propio Allen, un hipocondríaco director de espectáculos operísticos, completamente cautivado por la voz de su consuegro. Un tipo que encuentra la inspiración artística en circunstancias insólitas, aunque cotidianas.

Anuncios

2 comentarios

  1. Pues coincido contigo en que no esta a su altura de sus obras maestras, pero tampoco es una película despreciable, me ha parecido agradable de ver y con algo momento interesante. En lo que no coincido es en la valoraicón que haces de las historias: para mi las más interesantes y divertidas han sido las de Baldwin y Cruz, pero esto es lo que pasa siempre pasa en las películas corales, que suelen quedar desiguales.Te invito a que pases por nuestra crítica.http://lagatacongafas.blogspot.com.es/Buena entrada Saludos

    Me gusta

  2. Hola León. En primer lugar, darte la enhorabuena por tu blog, nos ha encantado y lo seguiremos de cerca. Por lo demás, decirte que la creatividad de Allen es tan rica y sugerente que no es de extrañar que tengamos puntos de vista diferentes a la hora de valorar las distintas historias. Insistimos en que el episodio de Cruz es demasiado cansino, ocupa demasiado metraje y el humor que encierra no tiene tanto gancho como el de otras secuencias con otros protagonistas. Lo que ocurre con el personaje de Baldwin es que nos ha resultado bastante pesado, entorpeciendo unos diálogos y unas situaciones que prometen… y lo hace sin aportar nada realmente valioso a la escena. A él tampoco le vemos muy metido en el papel y eso que es un buen actor. Muchas gracias por habernos visitado y esperamos tus comentarios, un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: