Visionado: ‘Ríndete mañana’, de Michael Collins y Marty Syjuco. ‘Radiografía de un falso culpable’

cinco estrellas


En estos momentos, Paco Larrañaga lleva 15 años en la cárcel. Y es inocente. Es culpable según los juzgados y el Tribunal Supremo de Filipinas, y aunque actualmente, en virtud del tratado firmado en 2007 entre este país y España, cumple su pena de cadena perpetua en una cárcel del País Vasco, también lo debe ser para nuestro Código Penal, porque permanece entre rejas. Ríndete mañana es la incisiva anatomía documental de la historia de este hombre desde que en abril de 1997 desaparecieron en la isla filipina de Cebú las hermanas Chiong. Los endebles mecanismos policiales y judiciales filipinos sacaron de una lista de jóvenes con antecedentes el nombre de Paco junto con otros seis supuestos implicados (“los siete de Chiong”), y tras permanecer tres años en la cárcel, les condenaron a cadena perpetua en un juicio esperpéntico, mediático y bochornoso.
 
En orden cronológico, los documentalistas Michael Collins (fundador de la productora Thoughtful Robot dedicada a la realización de trabajos sobre justicia social) y Marty Syjuco (productor de origen filipino y familiar de Larrañaga) firman este thriller no ficticio compuesto de entrevistas, imágenes y testimonios que ponen patas arriba el sistema judicial filipino y muestran la trama de corrupción política, con ramificaciones en el narcotráfico y la mafia, que adentraron a Paco y al resto de acusados en un laberinto kafkiano sin salida, mediante una frenética narración y una riqueza visual y periodística de primer orden.
 
Estrenada en las plataformas legales de cine on-line de pago y en las salas de cine al mismo tiempo, una tendencia cada vez más en alza, este documental de producción británica (del que un 5 por ciento de recaudación se destinará a Amnistía Internacional) está llamado a convertirse en uno de los mejores de los últimos años. En primer lugar, porque rescata de manera desgarradora y sin concesiones un tema prácticamente olvidado por la opinión pública, y en segundo lugar, porque nos demuestra esa estrecha línea que separa la vida normal de un joven estudiante de hostelería de 19 años del infierno más inimaginable. Primero el estupor ante la injusticia, luego la incredulidad, después la lucha, y finalmente el fracaso, la aceptación y una nueva esperanza.
 
El aparentemente tranquilo rostro de Larrañaga es el hilo conductor de toda la historia, intercalado con los testimonios de sus padres, de su hermana, de los testigos que le ubicaban en Manila la noche de la desaparición de las dos chicas, de los periodistas filipinos que siguieron todo el proceso, de la madre de las desaparecidas y su enfermiza persecución de los falsos culpables, y de los policías sin justificación ni pruebas para sus actos. Este primer bloque es el más fascinante, por su forma de meternos en la historia casi en primera persona, como si de un empujón se tratara, por hacernos seguir con total estupefacción los hechos, la sentencia, la condena a muerte, la resolución del Tribunal Supremo filipino, la impotencia de la familia, o las condiciones de las cárceles en este país. Después, las cámaras viajan con el recluso y su familia a España, donde el relato se remonta hasta hace unos pocos años y da un respiro a sus protagonistas y de paso, al espectador.
 
Pero la última narración en pantalla nos lo deja claro. Y no debemos olvidarlo. Paco Larrañaga es inocente y sigue en la cárcel. Su vida y la de su familia se ha perdido para siempre. Como dice su hermana en un momento de la película, todos ellos han quedado en un “limbo de la existencia” donde solo pueden escamotear pequeños espacios de felicidad. De ahí su valor como testimonio arrebatador de una de las mayores injusticias (conocidas) en el terreno de los derechos humanos y de ahí la necesidad de ver este multipremiado documental para que la memoria no vuelva a traicionarnos y pensemos ingenuamente que la libertad es intocable y e imperecedera.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: