Pildoras cinetarias: Dos generaciones de cineastas descubriéndonos la vida en Cannes

 

 
 
Una vez más, un director español pisa la alfombra roja de Cannes sin el ‘fulgor’ de las estrellas, pero con el paso firme de un artista que acaba de alcanzar un sueño: dar a conocer su obra desde uno de los más importantes escenarios de la cinematografía mundial. Se llama Antonio Méndez Esparza, es un madrileño de 36 años que ha estudiado en los EEUU, y acaba de recibir el Gran Premio de la Crítica en el Festival francés.
El galardón lo recoge por su primer largometraje Aquí y Allá, una película en la que se cuenta la historia de Pedro, un inmigrante mexicano que, tras haber permanecido en los EEUU muchos años, regresa a su tierra de origen donde se reencuentra con su mujer y  sus hijas, que hace tiempo dejaron de ser unas niñas. En su nueva vida, donde se verá rodeado de espejismos que se parecen a los recuerdos, Pedro sentirá a sus hijas como a unas extrañas y volverá a sufrir los obstáculos que le empujaron a viajar hacia el Norte, en busca de un destino mejor. Para crear su película, Méndez Esparza no se separó de la vida tal cual es y en ese esbozo al natural que realizó contó con actores no profesionales. Como él mismo dijo, su idea era hacer una película lo más transparente posible”. Aquí y Allá se estrenará en el próximo Festival de Cine de  San Sebastián.
Y de un viaje apegado a una realidad llegamos hasta el intimismo existencial de la propuesta de Bernardo Bertolucci, otro cineasta cuya carrera se vio respaldada por la Semana de la Crítica de Cannes, pero hace muchos años. Reapareció en la presente edición del Festival tras una larga enfermedad, muy esperado y encumbrado, aunque desde una senil ‘atalaya’, la silla de ruedas en la que hace su vida desde hace algún tiempo. Lo vimos genial, con la mirada cansada, pero entusiasmado con su regreso al cine, tras haber aceptado sus limitaciones físicas.
Bertolucci apareció respirando nostalgia, la que ha depositado en cada fotograma de la película que llevó al evento fuera de concurso,  Io e Te. Sigue con la mirada desconcertada ante la juventud de cualquier tiempo, intentando comprender cómo es ese pequeño gran cataclismo existencial que se produce en el ser humano en su camino hacia la madurez. Como en la fascinante Soñadores
En Io e te nos habla de dos hermanastros que comparten, durante un tiempo, un escondite, el espacio viciado de un cuarto trastero, Él (Jacopo Olmo) es un adolescente que  engaña a sus padres diciéndoles que se marcha a una excursión escolar, aunque nunca se moverá de su casa. Ella (Tea Falco) es una joven heroinómana que intenta escapar de su particular agonía.
En general, el regreso al cine de Bertolucci ha contado con una buena acogida de crítica. Todavía no conocemos la fecha del estreno de su filme en nuestro país, pero no vemos el momento de verle resurgir de sus cenizas. Se echa de menos su cine, ya sea intimista o comprometido, desgarrador, brutal o nostálgico, extrañando una vida que nunca llegó a suceder.    


A continuación, os dejamos con una de las pocas escenas que se dejan ver por la red de la película de Betolucci, con versión del tema Space Oddity, de Bowie. 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: