Visionado: ‘The Pelayos’, de Eduard Cortés. ‘Sin la emoción del juego’

 

 
dos estrellas


A The Pelayos le falta lo más importante en una película de su género: la emoción del juego, la incertidumbre adrenalínica de la aventura. Y es una verdadera lástima, pues el planteamiento de la historia cuenta con todos los ases en la manga para, con algo de tino, haberle ganado la partida a una cartelera bastante precaria.
Estamos ante un filme, basado en hechos reales, donde hay un sueño y hay un contagio. Un hombre, Gonzalo (Lluís Homar) acaricia una idea descabellada: desbancar legalmente casinos a través de un método estadístico que ha conseguido perfeccionar con los años y después de superar múltiples errores de cálculo. Y es así porque el azar, que corre en la ruleta, no consigue o al menos no conseguía, en otros tiempos, librarse de ciertos fenómenos físicos que lo  convierten en  mundano y predecible. Al menos, a ojos de un buen observador.
El contagio consiste en que el hombre del sueño logra embaucar a su familia para poner en práctica sus teorías estadísticas. Iván, el hijo mayor del patriarca Pelayo (Daniel Brühl), convence a sus primos y a un tío suyo, para ir, noche tras noche, a un casino dirigido por un tipo con malas pulgas, la Bestia (Eduard Fernández). La fórmula de Gonzalo Pelayo funciona y el éxito no tardará en llegar, ni tampoco su reverso, una especie de caída en desgracia un tanto descafeinada.
Nos preguntamos qué pudo pasar para que Eduard Cortés no lograra cuajar una película  prometedora. Tiene en sus manos la historia de un tipo que encuentra el ‘Santo Grial’ de todos los que alguna vez soñamos con vivir del cuento, libres, sin ataduras y al margen de lo socialmente establecido. Y sin embargo, en la gran pantalla, su visión de la historia no resulta tan fotogénica. Sospechamos que algo tiene que ver con un guión o quizás un montaje que parece algo atolondrado, apresurado en aquellos giros en el comportamiento de sus personajes que son precisamente los que, bien explicados, los humanizarían y nos harían comprender sus decisiones y su trayectoria en la película. De la noche a la mañana cambian de parecer y abrazan el riesgo. No se siente una conexión realmente fuerte entre padre e hijo, quizás el motor de toda la aventura, y cuando la historia pretende adquirir el tono desenfadado y cool, propio del género, falla el carisma de los personajes. Pero quizás lo más importante es que no existe un clímax definido y el conflicto entre villano y héroes, entre la banca y el desafío de unos simpáticos buscavidas, queda algo desdibujado.
En definitiva, la película no abandona el tono de gran juerga y eso, según el espectador que seas, tiene sus ventajas. Porque lo cierto es que si no te la tomas demasiado en serio, cumple su cometido, se disfruta de un rato simpático y de unos intérpretes, en general, solventes. Eduard Fernández y Lluís Homar aportan la solidez interpretativa y son algunos secundarios los que más sorprenden, como Oriol Vila, que encarna a Marcos, el sobrino de Gonzalo que pretende superar a su maestro. La lastima es que nuestro querido Daniel Brühl, un actor enormemente carismático y dotado,  no termine de creerse el Pelayo que le tocó en suerte.


Aquí os dejamos el trailer que nos dejó con las ganas de ver algo más en la gran pantalla.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: