Píldoras cinetarias: Tarantino, libertador de esclavos

Ya no es un niño mimado entre los brazos de amantes de lo maldito. Ya no es ese infante terrible que jugaba a las fichas de colores y a desmontar el cine a golpe de revolución. Desde los dos volúmenes de Kill Bill, Quentin Tarantino nos descubrió su faceta madura de homenajeador sin límites. Y nos enseñó todas sus cartas, todo lo que había amado: el western, el anime, la serie B, el gore. Ilimitado cien por cien. Porque se ha hecho de oro con su particular forma de entender lo artificioso del cine, y no hay productora, amigo, compañero o actor que le haya quitado nunca de la cabeza una historia. Aunque en todas ellas siempre impere la venganza: la de Jackie, la de Butch, la de Beatrix, la de los bastardos, la de las niñas juguetonas de Death Proof. ¿Por qué cambiar ahora que ya todo el mundo le adora, y no tiene que darse de leches con nadie?


Su próximo proyecto, ya con título (espantoso) en español, Django desencadenado, se estrenará a la vuelta de la esquina de 2013 y se está rodando con tal hermetismo, que esperamos que nuestro Quentin no se haya transformado en un maniático porque sí. Bueno, si acaso, solo se lo permitiremos si vuelve a dejarnos con la boca abierta, avisamos con antelación. Se trata de un nuevo canto de amor del cineasta al espagueti-western. Pero no con las melodías y planos velados de Kill Bill, con duelos a la japonesa, sino en todo su esplendor, en homenaje al Django de Sergio Corbucci.

Tras varios encuentros y desencuentros con Will Smith, el que iba a ser protagonista de la historia, finalmente es Jamie Foxx (mucho mejor) quien interpretará al esclavo que sufre las diatribas del inicio de la Guerra de Secesión estadounidense. La mejor noticia es que repite el caza-judíos de Malditos bastardos, absolutamente adorado por Cinetario, Cristoph Waltz, acompañado de otros adictos a la nómina de Tarantino como Kurt Rusell o Samuel L. Jackson. La gran novedad, la incorporación de Leonardo DiCaprio (imán de grandes directores) haciendo de villano, así como fichajes muy atractivos como Sacha Baron Cohen (que no para), el televisivo Anthony LaPaglia o un reaparecido (ya veremos cómo) Don Johnson.

Tarantino, libertador de esclavos, siempre se toma su tiempo, pero hasta ahora no nos ha dejado indiferente con ninguno de sus siete largometrajes. Nuestro hombre de prominente barbilla y mirada aguileña nos prepara un cóctel que huele a Hollywood, acción, contraste y violencia. Y como ya no lo tenemos mimado porque siempre nos satisface, esperaremos tranquilos hasta enero y que su nueva historia de fricciones nos estalle en la boca.

Aquí os dejamos uno de los centenares de tributos que se le han hecho al cineasta. Este nos gusta por la recopilación de imágenes y por el tema Stuck In The Middle With You de Stealers Wheels, que forma parte de la mejor secuencia de Reservoir Dogs. Quien no se acuerde, a repasarla.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: