Píldoras cinetarias: la censura, un torpe guionista criminal


El pasado mes de octubre nos enteramos de que la actriz iraní Marzie Vafamehr había sido condenada a sufrir en sus carnes 90 latigazos y un año de prisión, confinada en un “antiguo gallinero” sin las más mínimas condiciones de higiene. Su delito: haber sido la protagonista de My Tehran for sale (2009), una cinta de la poetisa y ahora cineasta Granaz Moussali. Es todo un canto a la libertad frustrada en un país donde se pisotean los derechos humanos y aquella expresión artística que, al no comprenderse, siempre es sospechosa de subversión. La cinta, prohibida en el país, sigue siendo todo un éxito hoy en día en el mercado negro y en los circuitos internautas, lo que la ha convertido en una amenaza de dimensiones planetarias para el establishment iraní.

Junto a Marzie Vafamehr fueron detenidos varios miembros del equipo que trabajó en el filme, aunque fueron puestos en libertad al poco tiempo. Marzie tenía el agravante de ser mujer en un país donde la condición femenina apenas tiene voz propia, mucho menos posibilidad alguna de aferrarse a una ilusión más allá del acostumbrado rol de madre y esposa. Y es que el caso de Vafamehr no es el único, pues numerosas están siendo las denuncias, más o menos veladas, de mujeres artistas sobre las que se está ejerciendo una insoportable presión.

Pero, ¿cuál es el motivo del miedo de las autoridades iraníes?, ¿por qué estigmatizar al rostro que conduce el filme? Sencillamente porque se trata de una buena película, que huye del sentimentalismo barato y que, además, tiene el poder de reunir en una ficción las voces de una generación sometida que se reconocen entre sí en el desierto de una dictadura fundamentalista. El poder del individuo que piensa, decide y crea frente a la mansedumbre del rebaño atrapado en el autoritarismo. Refleja, sin ir más lejos, la fascinación que ejerce el buen cine comprometido.

My Tehran for sale narra el difícil camino hacia la libertad que emprende una joven actriz (Marzie), enmarcada en las nuevas corrientes teatrales que, primero, ve cómo su espectáculo se prohíbe y, después, asiste a la dura represión que emprenden las autoridades en una rave donde se reúnen para divertirse centenares de jóvenes obligados a llevar una doble vida. El castigo al que son sometidos los detenidos son la prisión y brutales latigazos. Tras mantener un romance con un iraní, nacionalizado australiano, la protagonista decide poner rumbo a las antípodas para alejarse del miedo. La quimera de un paraíso oculto, en algún rincón del mundo, y la inesperada cuenta atrás en la que se ve atrapada la vida de Marzie, se convertirán en la fina ironía de una película que, aunque de lectura poliédrica y compleja, tiene la inteligencia suficiente para llegar al gran público.

La censura en Irán ha demostrado ser un guionista torpe, un escritor con la imaginación seca y a quien no le queda más remedio que robarle las ideas a una película que triunfa clandestinamente. Pero qué le puede importar. El censor en Irán busca su éxito ante el gran público que es el mundo globalizado para lograr su blockbuster particular: dar un castigo ejemplar, recordar que saben atar en corto los amagos de revuelta social que están transformando el panorama político y social de ciertos países. Marzie Vafamehr es la triste protagonista de esta producción de miseria mental y de terror, pero también un aldabonazo a nuestra conciencia, el recuerdo de un cine que nunca deberíamos dejar de ver para saber en qué mundo vivimos.

 

Aquí os dejamos unas pinceladas de la película

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Es increíble que aún pase esto en nuestro mundo, y está genial que os hagáis eco de ello. Genial post!

    Me gusta

  2. Gracias, Marta. Esperamos que de alguna manera pueda llegar a todo el mundo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: