Píldoras cinetarias: ¿Cómo suena el arrepentimiento?

En la última media hora de En la ciudad sin límites (2002), una de las mejores películas del cine español de todos los tiempos, sentimos a cada minuto una congoja irrefrenable que va más allá de la propia desdicha entre la locura y la realidad que sufre el personaje interpretado por el maestro Fernando Fernán Gómez. Hasta que no termina la historia, hasta que el camaleónico Leonardo Sbaraglia, que encarna a su hijo, no descubre el motivo de la aparente demencia de su padre, no conseguimos darnos cuenta de que nuestra necesidad de desahogo va más allá del relato, de ese remordimiento flotante entre los recuerdos de un anciano, de esa promesa que se convirtió en traición. Es la música. Un piano, varias cuerdas, en bloques separados por pausas dramáticas y reflexivas, que ponen melodía a la redención que busca el viejo, con un botón en la mano, camino de la estación de tren.
Por más que rascamos, no encontramos el motivo por el que la película, sin duda la mejor de su director, el salmantino Antonio Hernández (con permiso de Lisboa y de su actual adaptación al cine de El Capitán Trueno), no obtuvo ese año el Goya a la Mejor Música Original, solo por esta auténtica maravilla compuesta por Víctor Reyes. Entendemos que no se hiciera con las categorías más importantes, compitiendo como estaba con Los lunes al sol, en la cumbre del reinado de Fernando León de Aranoa, pero en el caso de la música, seguimos sin compartir que fuera Alberto Iglesias quien lo ganara por Hable con ella. Por cualquier otra pieza almodovariana, sí. Por su talento constante, sí. Pero no ese año, existiendo el estado de gracia con el que el compositor habitual de Hernández nos regaló el más triste fondo musical para caminar por una ciudad sin salida.
Que Ennio Morricone nos absuelva, pero escucharla es sentir cerca nuestro propio Cinema Paradiso. Os dejamos la pieza completa, que nos viene de perlas para este otoño raro y regateado, pero os recomendamos escucharla tal y como está encajada y montada en la película. Como un silencio hablado, coherente, como el lenguaje de los ojos de padre e hijo, las cuerdas que se incorporan en el minuto 1:43 de la pieza parecen pedir perdón, dándose una última oportunidad. Muriendo.
Anuncios

2 comentarios

  1. Ir a parar por casualidad a este blog de cine justamente cuando la última entrada publicada trata de una de mis películas españolas favoritas ha sido un gran hallazgo. Especialmente porque tu entrada habla de una pieza que a mí me emociona siempre que la oigo, porque es una obra maestra de la música de cine, que ha pasado tan desapercibida que uno se alegra de que alguien le dé un poco de vidilla en un blog. Opino como tú: está a la altura de Cinema Paradiso, no porque su calidad sea esta o aquella, sino porque a mí me produce la misma sensación (vamos, que se me saltan las lágrimas). En definitiva, una sorpresa tu blog y detectar una sensibilidad tan cercana a la mía. Te invito a que pases por mi blog de música http://nosabesloquetepierdes.blogspot.com Saludos

    Me gusta

  2. Caramba, Wym. Encontrar a alguien que se identifique de una manera tan emocionante con uno de nuestros posts, nos deja prácticamente sin palabras. Desde luego que siempre hemos considerado esta pieza de Reyes una de las mejores que se han hecho para el cine español, y esa era nuestra intención: darle un poquito de proyección, aunque sea al nivel de este humilde blog. Por supuesto que visitaremos (y linkaremos desde ya) tu blog de música. Gracias por tu apasionado mensaje, y un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: