Visionado: ‘El origen del planeta de los simios’, de Rupert Wyatt. ‘¿Eslabón perdido de la saga?’

tres estrellas


Habrá opiniones para todos los gustos. El origen del planeta de los simios quizás será para muchos entusiastas de la mítica saga, el eslabón perdido que estaban esperando, la explicación al insondable misterio de aquella civilización de simios inteligentes, humanos sometidos y estatuas de la libertad de origen arqueológico. O quizás no. A nosotros nos ha resultado un planteamiento convincente, más lírico que razonable, que nos sigue, sin embargo, suscitando interrogantes. Dudas que a lo mejor serán resueltas en futuras secuelas.
En esta precuela, dirigida por el realizador británico Rupert Wyatt, conocemos a un científico, Will Rodman (James Franco), obsesionado con encontrar la “cura” del Alzheimer, piedra filosofal de nuestros tiempos para la industria farmacéutica, cuyo hallazgo podría suponer un negocio escandalosamente millonario. Sin embargo, para nuestro protagonista tiene implicaciones más emocionales, y no es sino un intento desesperado de salvar a su padre (John Lithgow) cuya identidad se desvanece en una memoria frágil, obstinada en regresar a la infancia. Para ir perfeccionando la fórmula que Will ya tiene avanzada, experimenta en el laboratorio con simios. Mientras en los seres humanos el nuevo medicamento tiene efectos secundarios impredecibles, en nuestros primos hermanos potencia la inteligencia hasta alcanzar niveles muy por encima de lo esperado. Y ahí comienza la historia.
La película nos gusta cuanto más nos desprendemos del recuerdo de sus antecesoras. Entre sus mayores logros, cuenta con un guión que no languidece y mantiene la atención del espectador desde la larga presentación de personajes a la vorágine de acción que nos lleva al desenlace. Lo mejor de ella: todas las secuencias en las que el simio protagonista, César, (el Gollum Andy Serkis, al otro lado de la careta digital), poco a poco va convirtiéndose en un líder para su especie en el refugio para primates. Tiene mucho de intriga, es la zona más ambigua e inquietante del metraje. En el lado contrario, tenemos algunos disparates. El retrato de la enfermedad del Alzheimer roza la caricatura, a pesar del drama que conllevan ciertas secuencias. El protagonista humano, Will, se difumina a mitad de metraje hasta quedar reducido a mera comparsa. Y por último, la aparición de un virus, la madre del cordero, que se comporta en ciertos individuos de manera difuminada, poco clara.
Mención aparte merecen las luces y las sombras de la tecnología digital que da credibilidad a las imágenes. La técnica de la captura de movimiento está especialmente lograda en lo que respecta a la expresividad facial de los simios. Sin embargo, en las escenas de acción, donde éstos corren por el puente del Golden Gate (San Francisco) o trepan enormes secuoyas hasta alcanzar amplios horizontes, los movimientos adquieren la plasticidad del dibujo animado. Para los que tenemos debilidad por los rudimentarios efectos especiales de serie B, podría resultar algo anecdótico si no tuviéramos en cuenta que el público de nuestros tiempos y la industria de Hollywood están especialmente obsesionados por alcanzar la verosimilitud a través de los nuevos avances cinematográficos. En este sentido, queda trabajo por hacer.

Os dejamos uno de los mejores trailers que hemos visto en los últimos tiempos. Sencillamente, porque evita contar demasiado. Al menos, lo esencial.

Anuncios

Una respuesta

  1. Oscar para el mono ya, y así le premian también por Gollum, ¿verdad? A mí me encantó.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: