Atado en corto: ‘La rubia de Pinos Puente’, de Vicente Villanueva. ‘Brillante retrato de una friqui ensimismada’

Todos hemos tenido algún conocido así. Es más, seguramente alguna vez nos hemos mirado al espejo y hemos visto parte del reflejo de Noni Gil (Carmen Ruiz), la friqui ensimismada, cantautora y protagonista de este divertidísimo corto de Vicente Villanueva. Una muchacha, en la treintena, que construye su realidad, su identidad, e incluso sus principios vitales a base de lugares comunes y frases hechas. Noni o Antonia, para el carné de identidad, necesita, como muchos mortales, escapar de su medianía y sentirse especial porque se sabe ‘profunda y trascendente’.
Incomprendida por su novio porrero (Font García), no se le ocurre otra cosa más que buscar el reconocimiento del mundo entero en Tú sí que sí, un programa de televisión, de esos que cazan talentos, pero a la española. Ahí intentará hacerse un hueco en ese Olimpo popular frecuentado por artistas y personajes como David Bisbal, Susan Boyle o Belén Esteban.
El corto dura 18 minutos y, en el mismo destaca el guión, un torrente incontinente de frases cómicas de un surrealismo cotidiano brillante. Ellas son las que nos van dibujando a ese personaje ‘petardo-barroco’ de Noni Gil, en eterna bronca con su novio Juanma, el “María Moliner de la Play Station”. La rubia de Pinos Puente se ha presentado como una obra cercana al espíritu que imprimía en sus guiones Rafael Azcona. No le vemos tanta fina negrura a su humor socarrón, pero qué duda cabe que Vicente Villanueva nos parece un realizador muy creativo, un estupendo director de actores, que está listo para estrenarse en la gran pantalla. Lo hará el verano próximo con Lo contrario del amor, de la mano de Hugo Silva.
Pero volviendo a nuestro corto y a los actores con mucho talento, La rubia de Pinos Puente es Carmen Ruíz, una intérprete fabulosa para ese oficio tan complejo y desagradecido como lo es el del cómico. No para de recibir premios por esta desternillante interpretación. Y es que ha sabido componer, con una credibilidad pasmosa, un personaje tan absurdo como esta morenaza por no despertar envidias, con debilidad por las figuritas de Buda, pero adoradora de la Virgen de Guadalupe, aunque “haya echado los papeles para quitarse de católica”.
No os perdáis este corto ni el mantra con el que Noni Gil resume los males que padece nuestra sociedad. Es un estupendo chiste final con el que se cierra la historia, la que se repite como una noria.
Os dejamos una pequeña muestra de todo lo que ofrece. También podéis pinchar aquí para ver la versión íntegra del cortometraje.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: