Visionado: ‘Pa negre’, de Agustí Villaronga. ‘Nada nuevo ni mejor’

 

dos estrellas


El fenómeno de los últimos premios Goya nos pilló tan desprevenidos y apegados a la taquilla como a media España. Como al propio Andreu Buenafuente, concretamente. Y como hablar con conocimiento de causa y consecuencia es objetivo de esta sencilla bitácora, no dudamos entonces en marcarnos como objetivo imprescindible lanzar nuestro visionado de Pa negre en cuanto tuviéramos oportunidad y datos, tras alzarse con las categorías más importantes de los últimos “cabezones”. La hemos visto tranquilos, limpios de comentarios, y con la esperanza de encontrar el punto de apoyo con el que el siempre intimista Agustí Villaronga movió el mundo de la Academia este año. Conclusión: no hay nada nuevo ni mejor.

Nada nuevo sobre la posguerra, ese oscuro capítulo de nuestro país que los que nacimos con la Transición ya no sabemos dónde documentar, si en las hemerotecas, en los libros de los exiliados, en la historia oficial, en los montes de Toledo o en las cuevas ocultas de la Biblioteca Nacional. Porque en el cine ya estamos saturados de tragedia. La memoria histórica es necesaria en la base de dar dignidad a los que murieron por sus ideales, a sus descendientes, a sus actos. En manos de políticos y jueces y a su albur están estos recuerdos. Pero el público español hace años que demanda un giro de tendencia en la gran pantalla, harto de estos exámenes de recuperación de conciencia. Que concienciados lo estamos ya y mucho. Y cuando tienes una lección aprendida, estudiada y archivada con claves en tu disco duro, seguir añadiendo lo mismo con otro nombre y circunstancias, puede ser un riesgo de saturación (o pérdida) contraproducente.
Tampoco esta historia es nada mejor. Es otro drama rural fabulado. Y punto. Tiene adobo sentimental, carga dramática indiscutible, asomos de inteligencia narrativa. El problema es que, con todo eso, se queda a los pies (por ser generosos) de los que amargamente contó José Luis Cuerda en La lengua de las mariposas o El bosque animado. No tenemos la culpa si el cineasta albaceteño puso el listón tan alto. Es lo que hay. Villaronga también realiza la adaptación de un libro, también elige el enfoque desde los ojos querubines (geniales Francesc Colomer y Marina Comas, que conste), y también transita por la superstición entre el cielo y la tierra. Pero sin temple, sin desgarro, con demasiada profesionalidad. A lo mejor pasa que nos volvimos más exigentes también con lo pasmados que nos dejó El laberinto del fauno, ese brillante ejercicio de Guillermo de Toro, un cineasta mexicano que vino a dar frescura y magia a los años íberos más oscuros.
Desde luego que Pa negre es una sólida y bien construida película. Escalofriantemente interpretada (que conste también nuestra admiración a Laia Marull y al absolutamente genial Eduard Fernández), con un guión sin apenas concesiones y una dirección de ametralladora. Eso está claro, para quien no quiera hablar por hablar. Lo que pasa es que puesta al lado de la portentosa También la lluvia y de la revolucionaria Buried, nos hemos quedado aplanados de incompresión. Entendemos la intención última de la Academia Española de promover el cine que se hace en Cataluña y en catalán, y nos parece meritorio que comiencen a verse y promocionarse en todo el país películas en las lenguas oficiales autonómicas, pero quizás debieron esperar a una que lo mereciera, que innovara o que compitiera con otras de su misma división.

Volvemos a Guillermo del Toro para terminar. En su mágica y olvidada película El espinazo del diablo se realiza la mejor descripción jamás hecha sobre un fantasma: “Es un instante de dolor condenado a repetirse”. Y así parece que sea con lo más triste de nuestro siglo XX. Sentencia de cadena perpetua para el bando perdedor, condenado a vagar por las pantallas españolas, reiterando su tristeza de ánima en pena, como en los bosques de la España rural más profunda. ¿Qué aprendemos de vivir el dolor una y otra vez? 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: