Visionado: ‘Sin límites’, de Neil Burger. ‘Supercerebro de diseño’

tres estrellas


¿Nunca habéis fantaseado con ganar el Euromillón y poner tierra de por medio para distanciaros de todo cuanto aborrecéis? ¿Cómo os sentiríais con el palmito de la Jolie o con el genio de Orson Welles? ¿Qué haríamos si pudiéramos utilizar al 100% nuestro cerebro? ¿Seríamos capaces de volar, de doblar tenedores, quizás de teletransportarnos a otra dimensión más afortunada? ¿O seguiríamos en la nuestra, con superpoderes, pero tropezando en la misma piedra? Sin límites es una de esas películas que plantean algunas de las preguntas existenciales absurdas con las que, de vez en cuando, distraemos el aburrimiento.
En la era post Avatar, esta nueva película de Neil Burger (el realizador de El Ilusionista), nos presenta a un escritor sin talento, Eddie Morra (Bradley Cooper) que agoniza ante la pantalla en blanco del ordenador sin ser capaz de escribir una sola línea. Gracias a un golpe del destino, acaba con un alijo de una sofisticada droga (la NZT) que le permitirá utilizar completamente toda su capacidad cerebral, aún cuando tenga unos terribles efectos secundarios. Como el mismo protagonista dice, en un momento de la película, se convertirá en una “versión perfecta de sí mismo” que habla todo idioma que se le ponga por delante, que se atreve con los deportes de riesgo y con los negocios de altos vuelos. Capaz de tener la psicología suficiente como para librarse de pagar a su casera y llevarse, como propina, un revolcón de última hora.
 
El planteamiento es de por sí muy atractivo para una película de entretenimiento que, con un buen ritmo narrativo, cumple sin aspavientos con doble objetivo. En primer lugar, evadirnos de nuestra prosaica realidad. En segundo lugar, ironizar sobre alguien que es capaz de procesar la sobrecarga de información que recibimos en estos tiempos de ‘aldeas globales’, sin quedar narcotizado y ganando mucha pasta. Es por ello que nos ponemos un poco condescendientes a la hora de pasar por alto su estética de vídeo musical, un tanto cargante en ciertos momentos, y algunas secuencias de relleno demasiado evidentes. Tampoco termina de convencernos su desenlace, donde se utiliza una triquiñuela un tanto cutre para hacernos creer que al final el ‘patrón’ (Carl Von Loon, Robert de Niro) cazó al empleado en un renuncio y, por descontado, nunca fue así. El Happy End era el colofón obligado para nuestro yonki de diseño.
 
En cuanto a las interpretaciones, Bradley Cooper realiza su trabajo de manera solvente. Y en lo que respecta a Robert de Niro, sencillamente, decir que nos produce mucha morriña recordar el poder de fascinación que antaño despertaba en nosotros su mera aparición.
 

Por cierto, esta película, a caballo entre la ciencia-ficción sin fuegos artificiales y el thriller de acción, propone un simpatiquísimo cambio de tercio argumental. El que protagoniza nuestro antihéroe quien, cuando comprende que tiene el mundo a su alcance por obra y gracia de su mente privilegiada, abandona sin mayores complejos su vocación literaria para vender su alma al diablo y dedicarse a ganar pasta ¡y mucha!, en la Bolsa. ¿Quién quiere una presunta inmortalidad en la memoria de unos cuantos empollones, pudiendo vestir de Armani y disfrutar de una piscina cuyo horizonte se confunde con el mar? En fin, con supercerebro o no, quizás sea verdad aquello de que tenemos lo que nos merecemos.

Un buen resumen que recoge lo mejor de la película: su planteamiento.

 
Anuncios

2 comentarios

  1. Por Dios no me cuentes el final!! Spoilerrr

    Me gusta

  2. Arancha, para una película tan ambigüa como lo es ésta, te aseguro que no te hemos arruinado el final. Y si te quedas en lo superficial, piensa que es una película 'Made in Hollywood', qué se puede uno esperar…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: