Visionado: ‘Camino a la libertad’, de Peter Weir. ‘Reconciliados con los clásicos de aventuras’

tres estrellas


Es reconfortante saber que siguen existiendo realizadores que recuperan para nosotros el espíritu y la estructura de las películas clásicas de aventuras. En tiempos de emociones fuertes, servidas en tres dimensiones, Peter Weir, un ‘rara avis’ cuya filmografía se deja disfrutar con cuentagotas, nos recuerda que el hombre sigue expuesto a los elementos y que no hay mayor épica que la supervivencia en situaciones límite.
El planteamiento de Camino a la libertad es sencillo: un grupo de prisioneros huye del horror de un gulag siberiano en 1940. Al frente de los huidos se encuentran un joven polaco, astuto e irremediablemente generoso (Jim Sturgess) y un norteamericano duro, que hace tiempo perdió la fe en la raza humana (Ed Harris). Lo que sigue después sólo puede disfrutarse en el cine. Sólo en una gran pantalla puede uno abandonarse al placer de recorrer los paisajes de los bosques siberianos, de las interminables estepas de Mongolia, del aciago desierto de Gobi… hasta llegar a la India, intensa y desbordada por los colores. Los protagonistas de la película recorrieron más de 10.000 kilómetros y se vieron expuestos a todo tipo de infortunios. Weir nos deja ver cómo las pulsiones más primitivas de estos hombres, que sufren las inclemencias de la naturaleza y de la ambición de su gesta, conviven con los instintos más elaborados, más humanizados, como la necesidad de vivir para perdonar.
Peter Weir es un director elegante, sobrio, con un gran sentido de la estética. Nos gusta especialmente la mesura aplicada a la banda sonora o la selección de las anécdotas que nos describen a los protagonistas. También la distancia con la que se nos revelan los momentos dramáticos, como las muertes de los personajes que no superan la aventura: sin aspavientos, sin histerias, con un destino que acaba aceptándose, como si nos quisiera decir que son cosas del ciclo natural de la vida, que las criaturas, a fin de cuentas, han de reconciliarse con la madre naturaleza.
La cinta ofrece, además, unas interpretaciones estupendas, sobre todo, las de Ed Harris y Colin Farrell, en la piel de un fascinante gánster ruso de medio pelo y estalinista por estética. Mientras Harris mide cada uno de sus gestos para encontrar el matiz interpretativo preciso, la actuación de Farrell es pura energía, pura violencia gestual con una irresistible vis cómica.
Sólo le pondremos dos grandes peros a la película. El primero es una cuestión narrativa. Resulta difícil comprender cómo una serie de personajes, al borde de la existencia y sometidos a tanta angustia y tanta presión mantienen intacta su camaradería; la convivencia transcurre, en cierto modo, en una dudosa armonía. En segundo lugar, nos extraña la manera apresurada y apasionada con la que resuelve el desenlace, dado el tono casi austero, de completa objetividad, con el que se nos ha ofrecido la película. Asistimos entonces a un reencuentro demasiado efusivo, quizás complaciente, cuando la escena pedía acercamiento, redención, pero con emoción contenida. Y es que hay demasiado dolor, demasiada ausencia entre los personajes que la protagonizan.
La generosidad puede matarte en un gulag siberiano. Primera lección de un Mr Smith (Ed Harris) descreído que acabará encontrando su lugar en el mundo. Una gran muestra de cómo presentar a dos personajes al mismo tiempo con gran economía de recursos. Cine puro.
Anuncios

2 comentarios

  1. Esta película ha pasado totalmente desapercibida, y a mí me pareció muy buena. De acuerdo con lo del final. No pega…

    Me gusta

  2. No pega en absoluto. Como no hemos encontrado información al respecto, preferimos pensar que ha sido imposición de los productores, pues nada tiene que ver con el tono general de la película y el estilo de Weir. ¿Qué ocurrió con Master and Commander? Tuvo un destino parecido, pasar haciendo escaso ruido por las carteleras y pocas películas han estado a su altura en los últimos tiempos…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: