Visionado: ‘Dos días, una noche’, de los hermanos Dardenne. ‘Una inyección de moral’

Dos_d_as_una_noche-283712038-large

cuatro estrellas

Es viernes. Sandra (Marion Cotillard) duerme mientras espera a que cuaje en el horno una tarta para sus hijos. Le despierta el móvil. Es una llamada que la deja paralizada. Le cuentan algo que la hace temblar, se obliga a no llorar, se toma una pastilla, pero finalmente se derrumba. Solo cuando llega su marido Manu (Fabrizio Rongione) sabemos lo que pasa: a punto de reincorporarse a su trabajo tras una baja por depresión, sus compañeros han votado, por mayoría, que sea despedida a cambio de una paga extra.  No puede reaccionar: el miedo, la recaída, el pánico, la dejan muda cuando acude con su compañera Juliette a convencer a su jefe. el señor Dumond, de que realice una nueva votación al lunes siguiente, porque los trabajadores han sido manipulados por el encargado. Les ha dicho que Sandra no está en condiciones de volver a trabajar y que aunque lo hiciera, la empresa recortará personal de cualquier forma.

Así que Dos días, una noche es la cuenta atrás de la que dispone Sandra, sensible y aun encadenada al final de una enfermedad, para intentar mantener su puesto de trabajo. Un fin de semana y una lista de personas a las que visitar, sin estar ni siquiera convencida de que sus compañeros deban renunciar a su paga por ella. No quiere mendigar, no quiere que le tengan pena ni dar problemas. Pero animada por su marido y por los dos compañeros que la apoyan decide salir de su oscuridad, de ese darse por vencida que observamos en el primer tramo de la película, para pelear, más que por su trabajo, contra sí misma.

Triste, nerviosa y humilde, Sandra inicia un descenso hacia sí misma y un ascenso hacia el conocimiento de los demás, de sus causas, de su moral y de una serie de situaciones personales que los directores de la película, los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne, no juzgan. No es una película reivindicativa. Es un drama laboral íntimo y naturalista, donde no hay grandes manifestaciones ni pancartas, tan solo el desgarro interior de quien aprende a luchar sin más armas que su tristeza. Los dos cineastas belgas nos llevan con la protagonista, a su lado (sale en todos y cada uno de los planos de la película) y nos muestran lo que hay. Juzguen ustedes, parecen decirnos conforme Sandra se aproxima y se aleja, a cada minuto, a cada hora, de su objetivo.

Sencilla tan solo aparentemente, Dos días, una noche calla mucho en lo explícito de su guion, pero va creciendo, como un voz dentro de nuestra cabeza después de haberla visto.  Es una inyección de moral cuyo pinchazo apenas notamos. Solo tras su visionado, sentimos una hinchazón emocional que procede de la capacidad de los Dardenne para trasladarnos a la pequeña e insignificante lucha de Sandra como si nos fuera la vida en ello. Es el mismo poso de ligera sonrisa que queda al final, siendo una de los dramas sociales mejor cerrados (por su realismo) que hemos visto en mucho tiempo. Porque realmente no concluye, no dogmatiza, solo aprende de sí mismo.

Esta pareja de cineastas belgas, a las puertas de sus dos décadas de cine brillantemente honesto, han conseguido con esta película volver a demostrar su gran capacidad para despertarnos inquietudes desde la sencillez. Amados por el Festival de Cannes desde su Rosetta de 1999, esta pequeña joya de su filmografía tiene un profundo poder de curación. La fabulosa Marion Cotillard es la varita mágica de la película, demostrando lo que vale (si acaso puede demostrarlo más) en su encarnación de esta heroína hecha trizas, que despierta y duerme llamando a las puertas de sus compañeros de trabajo. Resignada y enfadada, comprensiva y perdida. Ganando y perdiendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

El Tío del Mazo

Un blog de amigos y para amigos del ciclismo

Actualidad Cine

Críticas de películas y estrenos de cine

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: