Píldoras cinetarias: de Assange a la Monroe. Los biopics que amenazan con cambiar la Historia

La noticia no se ha hecho esperar. Tenía que llegar de un momento a otro. Hollywood está preparando la película que llevará a la gran pantalla la vida del creador de Wikileaks, Julian Assange. Aunque la revista Variety, biblia de la rumorología cinéfila, no desvela fechas de rodaje ni quién estará al frente de la producción, se sabe que el filme sobre el ‘enemigo público número uno’ del Pentágono será un thriller con aires de grandeza, pues pretende convertirse en el nuevo huracán político, tras Todos los hombres del presidente, que hará temblar los cimientos de la Casa Blanca y aledaños. Adaptará la biografía del gurú de las filtraciones, The Most Dangerous Man in the World, de Andrew Fowler. Lo dicho, no se conoce el reparto, pero nosotros, que tenemos algo de directores de casting frustrados, queremos lanzar una propuesta a los productores. Y ésta se llama Matthew Broderick. Por aquello de recuperar para una superproducción a un actor solvente mientras buscamos parecidos razonables.
Por otro lado, también es muy interesante la polémica que acompaña a There be dragons, la película con la que el realizador de La Misión y Los gritos del Silencio, Roland Joffé, pretende acercarse a la figura de Escrivá de Balaguer. Muchos medios ya venden el filme como la réplica del Opus a la crítica feroz que supuso El Código da Vinci. Sin embargo, Joffé, asesorado por seguidores de la Obra, se desmarca de cualquier sospecha explicando que su objetivo es únicamente hablar de la “búsqueda del sentido de la vida”. Y en este tema, ya se sabe, lo importante es participar. En cualquier caso, la trama se centra en la investigación de un periodista sobre varios sucesos acaecidos durante la Guerra Civil española en los que participaron su padre y un joven cura, es decir, el santo mortificado. De este modo, el protagonista descubrirá una inesperada historia de “amores, traiciones y redenciones”. En el reparto, Charlie Cox, Wes Bentley, Dougray Scott y los españoles Unax Ugalde, Jordi Mollá y Ana Torrent. Esperamos su estreno el próximo mes de marzo.
Probablemente tendremos que aguardar, sin embargo, a finales de año para poder disfrutar de una película que nos recuerda a Marilyn Monroe. En concreto, nos hablará de las aventuras y desventuras que vivió en Londres, junto a Colin Clark, un joven asistente personal que tuvo la actriz durante el rodaje de El príncipe y la corista, de Sir Lawrence Olivier. La estrella, por aquel entonces, acababa de finalizar su luna de miel con el brillante dramaturgo Arthur Miller quien, por cierto, se empleó mejor que ningún otro amante en darle el golpe de gracia a su frágil autoestima. La cinta se llama My week with Marilyn, ha sido dirigida por Simon Curtis y cuenta, entre sus reclamos, con las presencias de Julia Ormond, interpretando a Vivien Leigh; Keneth Branagh en la piel del gran Olivier, y de Dougray Scott como Miller. En Inglaterra, la Monroe tendrá sus roces artísticos con su jefe, Laurence Olivier y se aislará del mundanal ruido hollywoodiense para reflexionar acerca de las miserias que conlleva la fama. Como curiosidad, señalar que la primera apuesta de los productores para encarnar a la diva fue Scarlett Johansson, rubia por excelencia en el imaginario masculino de nuestros tiempos. Naomi Watts también interpretará a la emblemática actriz en Blonde, una ficción que recrea unas memorias inventadas donde la Monroe, mujer insegura y abandonada, es devorada por su propia leyenda.
Sin fecha definida se acerca también la última del irresistible tándem formado por Leo DiCaprio y Martin Scorsese. Después de su aventura común recreando la vida de Howard Hughes, ahora, se atreven con la biografía del presidente número 26 de los Estados Unidos de Norteamérica. ¿La excusa?, The Rise of Theodore Roosevelt, donde seremos testigos de la transformación del presidente desde que tenía veintipocos años, joven asmático pusilánime, hasta que ocupa el despacho oval a comienzos del siglo XX. La crisálida donde se produce la metamorfosis del héroe, la Guerra de Cuba, donde Roosevelt deslumbró como comandante de los Rough Riders, es decir, el Primer Regimiento de Caballería Voluntaria, azote del mermado Imperio Español.

Joffé convierte en épica la búsqueda de la redención, como antaño hiciera en La Misión. Ahora, sin embargo, será San Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, el héroe de la trama. La película,There be dragons, se estrena en marzo.

2 comentarios

  1. Me habéis puesto los dientes largoss con el bio de Marilyn Monroe. Los otros dos me dan un poco iugal, para que voy a mentir…

    Me gusta

  2. Entonces ha funcionado como gancho. Te entendemos perfectamente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

El reino del exceso

Pantanoso website de arte, literatura, cómics, cine y algo de porno. En las ondas en Radio en Exceso.

todocinemaniacos

Blog dedicado al Séptimo Arte

Extracine

El mundo del cine en un blog

A %d blogueros les gusta esto: